encuemed

Just another WordPress.com weblog

Archivo para diciembre, 2007

Así es la vida

Ayer, dos noticias hicieron vibrar mi corazón, una a tal punto de estallar en emoción por la alegría de una nueva vida en su comienzo, producto del milagro de Dios en dos vidas y en su hogar; y la otra, muy en el seno de mi familia, con vibraciones que sucumben, que bajan la moral al más fuerte y que apagan luces y tratan de apagar las proyecciones, porque no se sabe qué traen consigo, sólo se percibe un aura de algo peligroso y a veces incierto, pero necesariamente algo que enfrentar sea cual sea el rumbo que tenga.

Cuántas preguntas y cuántas sugerencias, rodean estos eventos, por los que siempre, hay que dar gracias que los vivimos, porque traen consigo luces y fulgor de esperanza, más allá de todo lo posible, de todo lo conocible y más allá de todo lo difícil.  Por cierto, explicar la química de estos eventos es imposible, sólo podemos saborear su impacto y con el corazón decir la pregunta a Abraham : ¿Hay para Dios alguna cosa difícil?  Y si nos atreviéramos a responder que ¡no!, mucho menos hay para El, los imposibles.

Así que caminemos con certeza ese camino y que Dios nos bendiga, lo que necesitamos venga a nosotros, por el Dios que todo lo puede, aún sobre nuestras potencialidades, nuestras limitaciones y nuestra fe. El está cercano al corazón y no depende de nada,

En la alegría y la incertidumbre, muchas gracias, por pasar este camino; y que la pasen ustedes bien en su propio camino, muy singular. Dios les bendiga.

Buenas tardes.

Anuncios

Otra promesa

Las noticias traen consigo sorpresas agradables y desagradables. Hoy fue un día de sorpresas desagradables que producen suspirar para tomar todo el aire que alcance en nuestros pulmones y a la vez actuar lo más pronto posible.

Ante estas sorpresas, uno deambula mentalmente tratando de dar con un paradero seguro; y es cierto, sólo Dios es lo más seguro que  se encuentra. No porque sobrepase a todo razonamiento o explicación, exceda los análisis posibles o sorprenda más allá del subconciente y toque el alma; sino que sólo El produce una esperanza real y dulce que permite creer en las mejores posibilidades.

Hace 4 días, yo expresaba la otra promesa que Dios nos hace, y es que El quiere hacer algo lindo, algo productivo, algo sencillo y a la vez grandioso con nuestra vidas, familia y sociedad. No tiene nada que ver con religiosidad, sino con vidas con proyectos definidos, con sistemas familiares y mundiales. Yo te haré productivo, padre de multitudes y lo haré contigo, a tí te usaré (no será el ideólogo más grande del mundo, ni el estratega infallable, ni el investigador incansable), sino que yo usaré tus capacidades (en el nivel que se encuentren de potencialidad, ya sea al 10%, al 40% o al 100%) y es que Yo te usaré, para transformar tu sociedad o tu nación.

Así, es El y que su gracia nos bendiga en toda hora.

Abrazos.