encuemed

Just another WordPress.com weblog

Archivo para Reflexiones

Introducción al Encuentro

Buenas horas a todos.

En este comentario quiero tratar sobre la necesidad urgente que tenemos como personas de tener un encuentro con Dios.  Diariamente vivimos enmarcados en nuestro aspecto físico e intelectual, hasta estamos cultivando la llamada “inteligencia emocional”, pero ¿qué del lado espiritual?, ¿qué lugar tiene en nuestras vidas o es algo no considerable para nuestra razón.

San Agustín lo decía: Mi alma no halla resposo hasta que no descanse en tí Señor.  Porque existe un vacío existencial insatisfecho que mueve nuestra vida en direcciones insospechadas y cuánto más lo podamos controlar o manejar o llenar, más disfrutaremos de nuestra vida plena.

En esta mira estamos propiciando un Encuentro con Dios para mediados de Setiembre y espero que puedan mirar el archivo ajuntado.

encuentro con DiosDios los bendiga

La justicia y/o injusticia

Al ver el título, podemos intuir que muchas preguntas o mucho hay que decir en la línea real e imaginaria de estos dos conceptos opuestos. Y es que queremos justicia y debe haber justicia, cuando somos atendidos en alguna institución o cuando requerimos un servicio, o cuando hemos sido atropellados en nuestros derechos, pero eso está muy lejos de la realidad.

Justicia es equidad, correspondencia a lo que se dice que es; conformidad de la realidad con los dichos o su descripción; respuesta conforme a lo que debe ser o a lo que está indicado en la ley. Dar a cada uno lo que le corresponde, es justicia.

Una niña partió este martes a la presencia de Dios, salió de su Colegio con su madre en una mototaxi que fue investida por un vehículo conducido por un policía (comandante o coronel, creo que no importa) en estado de ebriedad; él fue “salvado” por sus colegas al hacer que diera un dosaje etílico negativo y sólo compareciera al juez y no se dañara su “alto honor”; ella en su intento de salvarle fue llevada por familiares y amigos a unos pasos del Hospital HNAAA, al Servicio de Emergencia, llegó inconsciente, sangrando por boca, nariz y oído derecho, prácticamente sin respuesta corporal, sus pupilas ya estaban completamente dilatadas; en el intento de salvarla cerca de 7 médicos, la atendieron, asegurándole una vía de oxígeno, una vía para transfusión de sangre y otros fluídos, monitores y exámenes de laboratorio, pero, tal era la lesión que había un sangrado activo y permanente por boca, naríz y oído, a pesar de las maniobras de resucitación por más de 30 minutos, ella falleció. Se fué con Dios.  Sus familiares entre el dolor y la ofuscación no sabían si llorar o gritar, luchar y reclamar por justicia, sin parecer que nadie escucha.  Hasta su privacidad fue violada por “comunicadores” que entraron a querer tomar fotos de la niña, ¡ni siquiera eso les dejaron!.  Al final, ¿en qué terminará este drama?, parece ser que en el mundo de la injusticia. Ese mundo que es lamentablemente nuestro. Ojalá esa familia se recupere de ese dolor, Dios les bendiga y les ayude.

Y es que no es sólo este hecho, son múltiples los hechos que claman por justicia, y creo que nos faltan palabras para decir que por sobre todo hecho injusto, existe un Dios justo, que sigue haciendo justicia aún en medio de este mundo. Posiblemente la niña no resistió más sufirmiento y Dios, mejor le dio descanso; una invalidez prematura era mucho para su familia; y Dios, mejor le permitió irse completa. Cómo Dios tratará con ese policía, sólo El lo sabe…   Yo creo que no hay respuestas posibles, sólo el acompañar el dolor a esta familia.

Pero, Dios seguirá haciendo justicia, porque así lo prometió.

Ser amigo

Ser amigo es vincularse a otro más allá del ADN, más allá de la web, más allá del tiempo, más allá del espacio; es construir un espacio-tiempo vital con otra persona y acompañar sus logros y sinsabores en el devenir histórico que nos toca pasar. Es compartir palabras, pensamientos, actitudes, acciones, afecto, sentimiento y voluntad; en un marco del bienestar común. Es valorar sus potencialidades, canalizar sus defectos, realzar sus posibilidades, acompañar sus temores y por sobre todo, es dejarlo ser él mismo en todas sus decisiones, porque lo vale y lo merece.

Ser amigo en circunstancias adversas es la mejor compañía y el mejor aliento en cualquier lucha. No es sólo oración, es acompañamiento. No sólo es confrontar la verdad, es compasión que restaura e incita a ser mejor. Hay ocasiones en que es duro ser amigo. Porque no hay distancia que libere del amigo y porque tanta cercanía trae consigo consecuencias, las piedras que le caen también nos alcanzan; las flores que lo premian también hacen llegar a nosotros su aroma.

Cuando un amigo falla, no se ha perdido todo, porque esto sólo es una circunstancia, puede aún recuperarse. El amigo que se equivoca simplemente es humano, el amigo que cede a una tentación simplemente es carne y el amigo que se separa posibilemente sea por el dolor, por la vergüenza, así que hay que buscarlo, hay que rescatarlo. Podemos seguir siempre siendo amigos.

La amistad que vence prejuicios, que vence tormentas y que posibilita siempre una restauración es una amistad gloriosa, no permisiva sino esperanzadora.

Que Dios bendiga a todos sus amigos y muy en especial a un amigo.

Bendiciones a todos.

Sentado

La posición sedente es aquella que permite un reposo, un descanso en todo un trajinar permanente que es la vida diaria. Esa es la posición en la que deseo estar en estos momentos para aminorar los efectos de cada una de las situaciones que me han pasado entre ayer y ahora (en medio del tiempo,  entre el principio y el final).  Operamos con el Dr. Aquino, una invaginación intestinal doble: ileocólica y colocólica, con perforación intestinal ileal y luego de resecarle la porción dañada, le anastomosamos en un solo plano; recuperamos tiempo perdido y Dios le ayude a salir con bien.

Así es la vida

Ayer, dos noticias hicieron vibrar mi corazón, una a tal punto de estallar en emoción por la alegría de una nueva vida en su comienzo, producto del milagro de Dios en dos vidas y en su hogar; y la otra, muy en el seno de mi familia, con vibraciones que sucumben, que bajan la moral al más fuerte y que apagan luces y tratan de apagar las proyecciones, porque no se sabe qué traen consigo, sólo se percibe un aura de algo peligroso y a veces incierto, pero necesariamente algo que enfrentar sea cual sea el rumbo que tenga.

Cuántas preguntas y cuántas sugerencias, rodean estos eventos, por los que siempre, hay que dar gracias que los vivimos, porque traen consigo luces y fulgor de esperanza, más allá de todo lo posible, de todo lo conocible y más allá de todo lo difícil.  Por cierto, explicar la química de estos eventos es imposible, sólo podemos saborear su impacto y con el corazón decir la pregunta a Abraham : ¿Hay para Dios alguna cosa difícil?  Y si nos atreviéramos a responder que ¡no!, mucho menos hay para El, los imposibles.

Así que caminemos con certeza ese camino y que Dios nos bendiga, lo que necesitamos venga a nosotros, por el Dios que todo lo puede, aún sobre nuestras potencialidades, nuestras limitaciones y nuestra fe. El está cercano al corazón y no depende de nada,

En la alegría y la incertidumbre, muchas gracias, por pasar este camino; y que la pasen ustedes bien en su propio camino, muy singular. Dios les bendiga.

Buenas tardes.

Otra promesa

Las noticias traen consigo sorpresas agradables y desagradables. Hoy fue un día de sorpresas desagradables que producen suspirar para tomar todo el aire que alcance en nuestros pulmones y a la vez actuar lo más pronto posible.

Ante estas sorpresas, uno deambula mentalmente tratando de dar con un paradero seguro; y es cierto, sólo Dios es lo más seguro que  se encuentra. No porque sobrepase a todo razonamiento o explicación, exceda los análisis posibles o sorprenda más allá del subconciente y toque el alma; sino que sólo El produce una esperanza real y dulce que permite creer en las mejores posibilidades.

Hace 4 días, yo expresaba la otra promesa que Dios nos hace, y es que El quiere hacer algo lindo, algo productivo, algo sencillo y a la vez grandioso con nuestra vidas, familia y sociedad. No tiene nada que ver con religiosidad, sino con vidas con proyectos definidos, con sistemas familiares y mundiales. Yo te haré productivo, padre de multitudes y lo haré contigo, a tí te usaré (no será el ideólogo más grande del mundo, ni el estratega infallable, ni el investigador incansable), sino que yo usaré tus capacidades (en el nivel que se encuentren de potencialidad, ya sea al 10%, al 40% o al 100%) y es que Yo te usaré, para transformar tu sociedad o tu nación.

Así, es El y que su gracia nos bendiga en toda hora.

Abrazos.

Sorpresas

Estoy sorprendido y agradecido a Aquel que me dió la vida y todo lo que tengo, porque de una manera sorprendente las cosas han salido tan bien, a pesar de las circunstancias difíciles que tuvimos que pasar esta semana.

Creo que el término adecuado es sobreproducción, y más específicamente, bendición. Eso es lo que Dios da, por gracia. No tengo mejores formas de comentarlo, pero una sonrisa fresca y amplia se dibuja en mi corazón y mi alma lo sabe muy bien, Gracias, Señor, por tanto que nos das sin merecerlo.

Bendiciones a todos de parte mía y de parte de Dios.

Hasta pronto.