encuemed

Just another WordPress.com weblog

Diez pasos para tomar la herencia

Ten presente tu herencia que nadie te distraiga.  Enfrentamos una lucha y debemos entender contra quienes luchar y prever, que Dios está de nuestro lado y que es hermosa la heredad que nos ha tocado. Mantente fiel a tu guía, firme, ve con sus ojos. Debes estar seguro de tu herencia, te asiste ese derecho, el lo ha pagado en la cruz, vale la pena luchar porque tu linaje tambien lo heredará. Persevera, no importa los años luchados por los demás, sigue peleando por tu herencia, hoy es tu tiempo, debo ganar mi propia batalla. Mantén el espíritu de conquista, las fuerzas son las mismas y tus sueños, hay mucho por hacer. Sacarás la oposición, subirás al monte, a los principados, sin temor. Fueron derrotados. Posee tu herencia y tu bendición. Un corario.

Anuncios

Mi Miriam, cuando viajamos a Chota, Agosto 2011

Mi Katty y su amiga Teresita

Mi niña Sarita

image

Buscando a Jesús

En nuestro diario caminar, muchas son las sendas para andar que se nos presentan, en las cuales a veces nos vemos involucrados o en las que decididamente persistimos en seguir, lo que depende de un acto sencillo de elección pero que conduce a un destino cercano a veces o un poco lejano, distante o a veces mucho tiempo esperado.
Esas decisiones pueden conducirnos a Jesús y podemos encontrarnos con una multitud de personas también siguiéndole o buscándole. Ese día, de los cinco mil, había sido muy atareado, que Jesús llevó a sus discípulos al monte para que descansen un poco, como si quisiera eludir a la multitud, y la pregunta que surge pronto es ¿por qué?. Jesús siempre confronta nuestros motivos o intereses en seguirle, porque necesita que estemos muy concientes del seguirle. Y ese día le seguían porque vieron señales y querían seguir viéndolas, y por supuesto, necesitaban ser sanados, necesitaban ser restaurados y lo estaban siendo, pero también necesitaban del pan diario, lo simplemente físico y material. Y Jesús quiso de nuevo hacer reflexionar y preguntó ¿De dónde compraremos pan para tantos?. Felipe que era propio del lugar, respondió, que doscientos denarios no bastaría o sólo lograría muy poco para tanta gente. Y Andrés que también era propio del lugar, mostró a un muchacho que tenía 5 panes y 2 peces, pero ¿qué era eso para tantos?. Debemos enfatizar que Jesús no pregunta qué les daremos, sino de dónde, cuál es la fuente para la provisión de tanta gente. Felipe vio la necesidad económica y Andrés la disposición y recursos muy escasos, pero era todo lo que se tenía. Y Jesús, les mandó que hagan recostar a la gente. Que ellos estén confiados y descansen en ese lugar, que por supuesto, tenía bastante pasto. Y tomó de esos recursos escasos, y en actitud de acción de gracias, los bendijo, y les dió a sus discípulos para que ellos tomen lo que deseen y se lo den a los demás, lo que ellos quieran, así del pan como del pescado. Y todos fueron saciados.
Cuando sucede algo así, uno tiene que reconocer, que si seguimos a Jesús, tenemos que saber que Él es la fuente de toda provisión, que si queremos ver señales o milagros, y los necesitamos, tenemos que poner nuestros recursos en sus manos, y en actitud de acción de gracias, bendecir, nuestros recursos y tomar lo que deseemos, plenamente involucrados en la acción de seguirle. Y el milagro que necesitamos sucederá.
Pero no debemos desperdiciar nada de lo que Dios nos da, debemos recoger lo que sobra, agradecidos siempre.
Pero esa multitud se equivocó y quería hacer a Jesús un gobernante político y no lo que Él quiere ser, nuestro Señor y Amigo. Y le seguían, pero no ya por las señales, sino por el pan diario. Equivocados, el Señor con la compasión que le caracteriza, les retó a tomar de Él, de su cuerpo y de su sangre, todos sus recursos, todo su ser y ellos se asustaron, y dejaron de seguirle.
Qué deseamos de Dios, por qué le seguimos, que nuestro camino siempre nos lleve a Él, no por nuestras necesidades nada más, sino porque Él tiene la vida que queremos vivir, el tiene las alegrías que esperamos disfrutar, tiene la Cruz que da esperanza al mas vil pecador, porque Él tiene el amor que tanto hemos esperado, anhelado, cantado y añorado.
Muchas bendiciones de parte de nuestro Señor.

Cristianos sobrenatural

Mente positiva

Inteligencia espiritualg

Oido espiritual para oir la palabra de Dios

Entender la misericordia de Dios

Desafiados a vivir

Vivir es hacer uso de la vida que tenemos conciente o inconcientemente. Es aprovechar nuestra existencia y seguir la línea que el tiempo nos ha trazado. Pero vivir aplica también al disfrutar de la misma existencia, al darle sentido a ese diario existir, involucrándolo con lo significativo, con lo familiar, con lo coloquial, con lo personal. Es hacer realidad lo que pensamos, lo que creemos, lo que hablamos, lo que enseñamos, o sea es pasar del conocimiento a la acción. Vivir es ser sensible a los acontecimientos, a lo que pasa en nuestro entorno cercano y lejano, es estar en contacto con los demás. Es aceptar la vida misma sin egoísmos, dejando que los demás encuentren su curso, siempre amando y sin dejar de hacer lo que queremos